Villanueva de los Infantes rinde homenaje a Vicente López Carricajo con el descubrimiento de un busto en la casa consistorial

El acto, presidido por la Alcaldesa, Carmen María Montalbán y los Concejales de Patrimonio y Turismo, Pedro Manuel González Jiménez y Francisco Javier Peinado García, ha contado con la presencia, entre otros, de antiguos alcaldes de la localidad, miembros de la corporación municipal, hermanas de la Comunidad de las Siervas de Jesús de la Caridad y personal del Ayuntamiento. El descubrimiento del busto ha coincidido con el cierre del VI Centenario de la declaración de Villanueva de los Infantes como villa independiente, un 10 de febrero de 1421.

El Concejal de Turismo, Francisco Javier Peinado, ha declarado que “este homenaje, con el que se quiere dar a conocer su persona y perpetuar su memoria, se quería haber hecho coincidiendo con el centenario de su nacimiento, pero debido a la pandemia no se pudo llevar a cabo”. “Es un homenaje a una de las personas que más han apostado por la historia y por el patrimonio de Infantes, contribuyendo a su conservación y convirtiéndolo en lo que es en la actualidad: un destino turístico y cultural de primer nivel en Castilla-La Mancha y a nivel nacional”, ha manifestado.

Por su parte, Sor Victoria de la Cruz Manayay ha agradecido “sacar a la luz el busto de Don Vicente y con él su presencia, su ejemplaridad, coherencia y vitalidad que mostró al pueblo en el cumplimiento y competencia como aparejador”.

La Alcaldesa, Carmen María Montalbán, ha cerrado el acto con palabras de agradecimiento a quien fuera aparejador del Ayuntamiento durante tantos años. “Nuestro patrimonio hoy representa un factor primordial de desarrollo económico y cultural, por ello es labor de todos, continuar el camino que Don Vicente trazó, comprometidos con el cuidado y conservación del legado patrimonial de Villanueva de los Infantes”, ha manifestado.

En su intervención ha lanzado el testigo a las generaciones más jóvenes para que continúen con esta labor. Por último, ha agradecido de forma especial a la Congregación de las Siervas de Jesús, a la que estuvo tan unido Vicente López Carricajo, su labor asistencial en la que fuera su casa.